Trazabilidad, tambores y polémica

Con la presencia de aproximadamente cincuenta personas, de las cuales un pequeño grupo solamente eran apicultores, se desarrolló la segunda reunión del año de Consejo Apícola Nacional.
Por espacio de varias horas los presentes debatieron sobre diferentes temas, focalizándose principalmente en la polémica desatada alrededor de los tambores UN y la presentación de un proyecto de identificación de tambores, tal como adelantó de manera exclusiva nuestro medio hace apenas unos días.
Con respecto a los tambores UN hubo un “picante” intercambio de opiniones, por un lado desde SENASA señalaron que los apicultores son responsables por no revisar lo que compran, a lo cual los productores respondieron que ellos adquieren esos tambores porque cuentan con el sello de aprobación de SENASA, organismo que (según ellos) no cuenta con los medios para realizar todos los controles suficientes y posterior aprobación.
Por otra parte, se presentó un proyecto para que cada tambor tenga un número de identificación ID (nuevos y reciclados). Esto está actualmente en proceso de discusión interna dentro de SENASA, luego se realizará una discusión externa con otros organismos, pero lo cierto que está listo para ser aprobado, con la chance de alguna pequeña modificación. El mismo entraría en vigencia a partir de esta temporada y el sistema de datos estaría disponible en Octubre. En tanto que para Octubre del 2018 la idea sería comenzar a trabajar casi exclusivamente con tambores nuevos.
Además se tocaron otros temas como RENAPA y salas de extracción, casi todo vinculado al tema trazabilidad.
Por último, se terminaron de definir cuestiones inherentes al viaje en representación argentina de doce empresas apícolas de Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe al Congreso de Apimondia a desarrollarse a partir del 29 de Septiembre en Turquía.