Un otoño más regular

Los vaivenes climáticos serán mucho menos marcados en comparación con el verano, aunque igualmente sigue existiendo riesgo de inundaciones y sequias.

Durante buena parte del otoño, las precipitaciones mostrarán contrastes menos marcados que durante el verano, pero manteniendo riesgos de inundaciones y sequías.

El norte de Chile, el norte del Brasil Bolivia, el oeste del Paraguay, la mayor parte del norte y el centro-oeste de La Argentina y la mayor parte del Uruguay observarán valores levemente superiores a lo normal (Verde Claro), con algunos focos de registros levemente inferiores a lo normal (Amarillo).

El centro y el este del Paraguay, el centro y el sur del Brasil, el este de la Región del Chaco Argentino y el norte de la Mesopotamia observarán un amplio foco con valores moderadamente superiores a lo normal   con focos de registros muy por encima de lo normal sobre Paraná y las zonas adyacentes, que podrían producir la crecida de los grandes ríos, esto según un informe elaborado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires que nuestro medio presenta en versión periodística.

El centro-este de Argentina experimentará precipitaciones levemente inferiores a lo normal (Amarillo).

Sólo la cordillera Sur observará registros moderadamente inferiores a lo normal, que anunciarán la posibilidad de una temporada con escasas nevadas, y sequía en el sur del área agrícola chilena.

Paralelamente, continuarán produciéndose descensos térmicos tempranos, con riesgo de heladas en el sur del área agrícola argentina, que marcarán la posibilidad de un invierno con heladas severas.

Por las condiciones neutras del Fenómeno El Niño Oscilación del Sur (ENOS) y sin otros forzantes, se espera que el comportamiento responda a la probabilidad climatológica de cada categoría (33.3%)” indicaron los meteorólogos y detallaron que “sin embargo, se observan regiones donde las previsiones numéricas experimentales de los principales modelos que indican diferencias en cuanto a esas probabilidades”

El fenómeno ENOS:  se encuentra en una fase neutral, con 56% de probabilidad de la fase cálida, correspondiente a un fenómeno niño, para el trimestre Marzo-Abril-Mayo, de 2019.

En síntesis, los especialistas pronostican: 

  • Precipitación: Se espera mayor chance de lluvias superiores a las normales sobre gran parte del centro-este y noreste del país. Por otro lado lluvias inferiores a las normales se esperan con mayor probabilidad hacia el oeste y sur de Patagonia. En el resto del territorio se favorecerías precipitaciones dentro del rango normal.
  • Temperatura media : Se espera mayor chance de ocurrencia de temperaturas superiores a las normales sobre gran parte del oeste y sur del país y extremo norte del Litoral. Temperaturas inferiores a las normales se esperan con mayor probabilidad hacia el extremo sur de Patagonia. Sobre el resto del centro y norte argentino se prevé mayor probabilidad de temperaturas dentro del rango normal.

Sin embargo, desde el SMN señalaron que “no se descarta la ocurrencia de eventos de precipitación localmente más intensa que lo normal sobre el centro y norte de Argentina durante el transcurso del próximo trimestre, pudiendo complicar las zonas recientemente afectadas por las inundaciones y/o excedentes hídricos”.

Pensando en el invierno

Aunque dentro de un panorama general cercano al promedio, pero con algunas perturbaciones significativas, durante el invierno la mayor parte del área agrícola sudamericana observará precipitaciones levemente por encima de la media o levemente por debajo de la media

 

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar