Una cosecha marcada por la irregularidad y los bajos rindes

La zafra finalizó en nuestro país con un panorama irregular, sin escaparle a lo que fue la realidad a lo largo de toda la temporada.
En tierras entrerrianas, las expectativas estaban puestas en recuperar el terreno perdido durante Diciembre y Enero por las condiciones climáticas adversas y llegar a redondear promedios, al menos, aceptables de la mano de la chilca y eucalipto.
Un año bueno de ambas especies puede aportar entre
30 a 35 kilos de promedio por unidad, sin embargo en esta oportunidad los rindes estuvieron bastante por debajo y se habla de 15 a 20 kilos por colmena en el mejor de los casos.
En otras zonas como Maciá se llegó a obtener unos 5 de la mano precisamente de la chilca y en la región de Concordia se habla de unos 17 kilos aproximadamente, siempre con casos puntuales donde puede mencionarse rindes mayores y menores. Precisamente desde Maciá Fabricio Raticelli explicó “la sequía fue terrible y lamentablemente dañó mucho a la chilca, la cual es una especie muy vulnerable tanto a la falta de agua como a la lluvia abundante”, y cerró “lo que floreció fue en lugares muy pequeños”.
Las condiciones climáticas tan variadas, con períodos de sequía intenso jugó un papel preponderante para que no explotara el cierre de cosecha como sí pasó años atrás.
En consecuencia el promedio de la cosecha general en suelo entrerriano apenas alcanza los 20 kilos con excepciones que pueden llegar hasta los 30 en determinados apiarios, lo cual indublamente pone contra las cuerdas a buena parte de los apicultores, que además vienen sufriendo temporadas complicadas desde hace varios años a esta parte, con alguna que otra excepción en el medio.
Por su parte, Jorge Pitter de la localiad de Paraná dio sus apreciaciones al respecto y afirmó. “La cosecha de otoño que es la de chilca fracasó. Se mejoró la producción promedio del año pasado, pero estamos lejos del promedio normal que es 35 kilos. El año pasado tuvimos 8 kilos y este año estamos cerca de los 18 a 24 kilos. Mas al sur hubo productores con buenos rendimientos ya que la sequía no fue tan marcada”, y redondeó “en cuanto al eucalipto fue mas pobre que el año pasado. En términos generales de producción hubo una caída de un 30 % con respecto a la media”.
En suelo correntino la cosecha de eucalipto se retrasó considerablemente por consecuencias climáticas y al cierre de esta edición recién estaba llegando a su fin, esto según señaló a nuestro medio Natalia Livieres, encargada apícola de dicha provincia, quien agregó que incluso en el norte casi ni hubo cosecha de esta especie, o al menos en la mayor parte de los apiarios.
En concordancia Pablo Vallejos aseguró que fue pobre debido a la sequía, que impidió que se recuperaran los niveles de humedad en el suelo.

Sudoeste bonaerense
Otra de las floraciones que finalizó en las últimas semanas fue la flor amarilla, la cual se encuentra principalmente en el sudoeste de la Provincia de Buenos Aires, aunque desde hace ya varios años lo que ingresa generalmente es utilizado para cerrar las colmenas y dejarle algo de reserva a las abejas para tratar de pasar sin sobresaltos el invierno.
La merma de esta especie es considerable como consecuencia de la frontera agrícola, que lleva incluso a fumigar y sembrar en las banquinas terminando con las especies melíferas. Hace unos cuatro o cinco años atrás la flor amarilla podía dar hasta 20 kilos de promedio, sin embargo en el último tiempo esto fue cambiando significativamente y en ésta oportunidad los rindes fueron de apenas 10 kilos como mucho, pero con 5 a 7 en la mayoría de los casos.

En números
Los números que arrojó la zafra total durante esta temporada estaría en el orden de los 20 a 22 kilos por unidad, aunque lo más preocupante es que muchos productores casi no cosecharon debido a las numerosas complicaciones que tuvieron por las inclemencias climáticas, ya sea lluvias excesivas en algún momento, pero principalmente a la intensa sequía con la consecuente escasez de humedad principalmente entre Diciembre y Enero.
Por otra parte, se habla de apenas 50 mil toneladas cosechadas, situándose como una de las peores temporadas de los últimos diez años.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar