Una droga vinculada al maíz sería la causante de la mortandad de colmenas

|  Publicado en:

 

Días atrás en la localidad cordobesa de Porteña se dio una importante mortandad de colmenas, algo similar a lo que había ocurrido hace algunos meses en traslasierra.
La superficie afectada abarca a 8 kilómetros a la redonda la perdida total llega a 580 colmenas muertas o con daños superiores al 90%.
Al respecto el Ingeniero Agrónomo Gabriel Vairolatti dialogó con nuestro medio sobre el tema y además presentó un informe escrito, en el cual indica que cuatro apicultores se vieron afectadas en mayor o menor medida, los cuales manejan un total de ocho apiarios y cuya pérdida económica estimada sería del orden de los 2.500.000 millones de pesos.
Precisamente en diálogo con nuestro medio el especialista habla de dos hipótesis, por un lado (la más fuerte según sus propias palabras) puede tratarse de una siembra de maíz tratado bajo tiometoxan, la cual es una droga que sirve para curar la semilla de maíz y que se utiliza mucho en la actualidad y por el otro lado aparece la utilización de fipronil.
Como dato relevante, Vairolatti indicó que el único apiario que casi no tuvo pérdidas contaba con una fuente de agua que estaba rota y que chorreaba constantemente, por lo cual las abejas no debían trasladarse hasta las plantaciones de maíz en busca de rocío, por otra parte no existe conexión alguna entre los apicultores afectados en cuanto a productos sanitarios aplicados para la colmena o de alimentación que pueda hablar de fallas en este aspecto, y además las colmenas muertas estaban en perfectas condiciones de salud y eran atendidas por productores de punta no de media escala, por lo cual también queda descartada la posibilidad de un mal manejo. Estaban bien alimentadas y curadas y contaban con su recambio correspondiente de cera.

¿Qué hará SENASA?

Desde el organismo recogieron muestras, aunque la realidad indica que se llevaron más abejas vivas que muertas, que es donde supuestamente el producto puede encontrarse con mayor facilidad.
Sobre esto, y sin ningún tipo de rodeos, Vairolatti manifestó que desde SENASA seguramente intentarán buscar la causa en algún brote de Varroa o inconvenientes con algún tipo de virus. “Sino consiguen desviar la atención hacia estos puntos quedará muy mal SENASA porque estará en evidencia que se utilizan productos muy tóxicos para las abejas”.
Por otra parte, y referido a los estudios en laboratorio, Vairolatti indicó que es fundamental al momento de llevar las muestras indicar que se está buscando realmente y que además de las abejas hubiese sido muy importante llevar muestras de cría, cera o de polen. Ahora solo resta esperar los resultados, aunque no le indicaron los plazos en los cuales estarían.
En tanto que, cabe remarcar, que desde la Sociedad Argentina de Apicultores (SADA) evalúan la posibilidad de pedir un informe a la Provincia sobre datos de las últimas fumigaciones y las condiciones metereólogicas en las cuales las mismas se llevaron adelante.
Para finalizar, se resaltó la importancia de entrelazar datos (era uno de los objetivos del RENAPA on-line) entre la ubicación de los apiarios, el colegio de Ingenieros Agrónomos, que son los encargados de realizar los preparados para aplicar en las fumigaciones y finalmente el Ministerio, para evitar muertes masivas como ya ocurrió en otras oportunidades, aunque repetimos que en este caso el causante parece que fue otro.
Precisamente al menos dos de los cuatro apicultores afectados cuentan con su RENAPA on-line por lo cual esto pudo evitarse y además vale agregar que los propios Ingenieros Agrónomos manifestaron que pueden haber matado miles de colmenas sin saberlo porque al no conocer la ubicación de los apiarios pueden elaborar formulaciones tóxicas para las abejas.

Fumigación-Cronología de los Hechos

Más información sobre este tema

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar