Valoración morfológica de las reinas melíferas

Los aspectos corporales que caracterizan a las reinas melíferas y que son utilizados en este método están relacionados con la raza, el tamaño y la edad de la reina.

Las características morfológicas de cualquier ser vivo definen diferentes cuestiones inherentes que permiten valorarlo. Mediante el método presentado a continuación se pretende facilitar la descripción de las reinas y evaluarlas morfológicamente.
Hay que tener en cuenta que, para algunos caracteres, la morfología externa puede que sea tan solo orientadora y no determinante. Los aspectos corporales que caracterizan a las reinas melíferas y que son utilizados en este método están relacionados con la raza, el tamaño y la edad de la reina.
Este método de valoración morfológica de las reinas melíferas pretende, en primer lugar, definir los atributos particulares de las reinas para así facilitar su descripción en el momento en que se observan durante la revisión de las colmenas, y además evaluar a las reinas morfológicamente de acuerdo a los patrones que se han fijado teniendo clara supremacía caracteres productivos sobre los plásticos más allá de intentar obtener correlaciones con cualquier carácter de valor económico.
Los aspectos corporales que caracterizan a las reinas melíferas y que se utilizan en este método de valoración zootécnica tienen que ver con los parámetros de raza, tamaño y edad de la reina. Los patrones involucrados en estos parámetros se relacionan principalmente con el abdomen de la reina ya que, debido a su dimensión y particularidades, es la parte del cuerpo donde estos se visualizan mejor. Además, también se consideran el largo del cuerpo y el estado físico de las alas para los parámetros tamaño y edad de la reina, respectivamente.

Raza
Tomando este método, la raza se valora a través de la variable color del abdomen. Es importante tener en cuenta que se puede perder material genético valioso debido a las limitaciones restrictivas para el color. Se toman como referencia las razas o subespecies Apis mellifera ligústica Spin o abeja italiana y Apis mellifera mellifera L o ibérica, que se llamaran abejas europeas, y la abeja africanizada o africana, la cual realmente es un híbrido resultante del cruce de la Apis mellifera scutellata Lepeletier con las abejas de razas europeas.
Los patrones del parámetro raza tienen que ver, básicamente, con la coloración del abdomen. El apicultor, podrá adaptar los patrones de color de acuerdo a la raza o razas que esté utilizando que, por lo general, serán alguna de las cinco razas de mayor valor económico reconocido en la apicultura comercial. Estas son, además de las ya mencionadas italiana, ibérica y africanizada, la raza Carniola (Apis mellifera cárnica Pollmann) y la raza Caucásica (Apis mellifera caucásica Gorb).
Para determinar el parámetro se toma como marco de referencia el predominio del color amarillo o del negro oscuro en el abdomen, dependiendo de si la reina es italiana, ibérica, africanizada o cualquiera de sus híbridos; a pesar de que en tales colores existen variaciones en mayor o menor grado especialmente en las reinas italianas y africanizadas. En este método llamaremos mestizos a los híbridos. Cuando el abdomen es de color amarillo en un 75 % o más se considera que es de raza italiana; por otro lado, será africanizada o ibérica, si el color negro es el predominante en la misma proporción. En este punto, hay que puntualizar que es una descripción subjetiva y orientativa que no tiene como finalidad identificar la raza de la reina sino definir el color. Una reina mestiza, tendrá un 50 % de color amarillo y el otro 50 % de negro. La coloración no necesariamente está completamente demarcada sino que los colores pueden estar algo intercalados o superpuestos.

Tamaño

El parámetro tamaño de la reina, se obtiene con relación a la variable longitud total del cuerpo. El tamaño del abdomen es el que tiene la mayor significancia en la determinación de este parámetro y no se tiene en cuenta que pueda existir una correlación entre el peso de las reinas y su postura .
En las reinas italianas e ibéricas, el abdomen tiende a ser alargado, de costados redondeados, afinándose suavemente. Por el contrario, en las africanizadas predomina un abdomen más delgado y ovalado. En las reinas mestizas el abdomen es intermedio entre ellas pudiendo haber predominio de una u otra dependiendo del grado de homocigosidad de sus ascendientes.
Para valorar el tamaño del abdomen es necesario tener en cuenta las siguientes consideraciones:
• Al nacer, las reinas tienen un abdomen pequeño en correspondencia con la poca cantidad de ovariolas que forman sus ovarios (una o dos en cada uno) y al tamaño reducido de la espermateca ya que se encuentra vacía.
• Alcanzada la madurez sexual, a los cinco días de haber nacido, a las reinas se les agranda ligeramente el abdomen debido al aumento del número de ovariolas y a que la espermateca se ha terminado de desarrollar. Es en ese momento cuando salen a sus vuelos de apareamiento y, de dos a cuatro días después, el abdomen aumenta de tamaño ya que aloja de 150 a 180 ovariolas en cada ovario. La espermateca ya se ha llenado de los espermatozoides aportados por los zánganos, contribuyendo también a aumentar el tamaño del abdomen.
• Para el parámetro tamaño de la reina, se asume una longitud total de 18 mm, desde la cabeza a la punta del abdomen para las reinas grandes y de 15 mm para las medianas. Las reinas que presenten una medida inferior serán consideradas como pequeñas.

Edad
La edad de la reina se infiere de las siguientes variables: grado de brillantez del abdomen y estado físico de las alas. Las reinas jóvenes tienen el abdomen brillante mientras que las adultas lo tienen ligeramente opaco y en las viejas está descolorido. La integridad de las alas también se utiliza como indicativo de la edad ya que, en las reinas viejas, suelen estar roídas por el desgaste y el roce.
Para finalizar, es importante remarcar que Al observar una reina puede que no haya tiempo suficiente para describir sus tres características corporales, de modo que solo pueda reportarse una o dos variables. Esto puede ocurrir en circunstancias diversas, tales como: la presencia de muchas obreras en la colmena que hacen que sea cubierta por las abejas y se escabulle, que la reina se desplace con mucha rapidez o que sea una reina pequeña. En esos casos, se escribe cero en la posición de las variables que no se hayan podido determinar.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar