Vuelven los ataques de langostas

Tras varias semanas sin demasiadas novedades, hace unos días se informó sobre el resurgimiento de la plaga de langostas que amenaza los cultivos en distintos puntos del país.
En total habría ocho provincias afectadas, y al respecto ya fue declarada la emergencia sanitaria hasta 2019, teniendo en cuenta la gran capacidad de dispersión territorial que tiene la plaga.
Los especialistas destacaron que se trata de un problema histórico, pero agregaron que hace más de sesenta años que no veían un desarrollo poblacional tan importante como el actual.
Se cumplieron tres generaciones de langostas en un mismo año, en lugar de una o a lo sumo dos. Esta es la condición demográfica necesaria para que se cumpla un proceso de crecimiento exponencial de la población y se dispare el cambio de fase solitaria a fase gregaria.

Niveles de infestación

El NEA (Chaco y Santa Fe) tienen un nivel bajo de infestación. En el NOA (Salta, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero) la presencia de langostas voladoras es elevada y en el centro del país se registra un nivel medio de infestación en Córdoba y preocupa la posible dispersión hacia otras provincias de la región.
Por otra parte, especialistas en la materia analizaron los factores que coincidieron para la expansión de la plaga, y afirmaron que el invierno con temperaturas medias elevadas y con precipitaciones más frecuentes que el promedio histórico contribuyeron a que las langostas adultas anticipen la interrupción de su letargo invernal y reinicien su fase reproductiva.

Controles

Desde SENASA con el objetivo de contener su avance y evitar la formación de mangas que migren a otras zonas productivas del país, se declaró la emergencia fitosanitaria.
Se advirtió sobre la necesidad de realizar el monitoreo permanente de los lotes y denunciar la presencia de langostas lo antes posible a los organismos involucrados en un radio que vigila y oscila en los 400 mil kilómetros cuadrados.

Sobre la plaga

La langosta se puede alimentar de cualquier vegetal y moverse casi 150 kilómetros en un día cuando está en forma gregaria, es decir, al trasladarse en manga.
El organismo sanitario elaboró un mapa con tres áreas delimitadas con los distintos niveles de infestación. El primero, el NEA donde existe presencia de langostas voladoras.
Luego el centro de Córdoba, con presencia de ninfas y probable presencia de langostas voladoras en la zona de Río Anisacate.
Por último el NOA. En Santiago del Estero y Tucumán las ninfas se encuentran en los últimos estadios con presencia de voladoras. En Salta están en los últimos estadíos.
Sobre el tema Juan Pablo Karnatz, dirigente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), expresó que es muy complejo cortar el ciclo de la plaga y, si no hay una lucha conjunta entre el gobierno, las entidades y los productores, no habrá un resultado positivo. También destacó la falta de conocimiento, en general, de la plaga que se tiene en Argentina. “Hay mucho por aprender para erradicar la langosta de la región”, enfatizó.

Habilitación de productos

El SENASA habilitó el uso de una serie de insecticidas y aclaró que los productos Cipermetrina, Deltametrina, Lambdacialotrina, Diflubenzuron y Fipronil fueron autorizados en forma provisoria y de manera excepcional.
“Como es una plaga cíclica que no tiene apariciones importantes durante muchos años, hemos autorizado estos productos con dos criterios. El primero, porque se usan en otras partes del mundo donde tienen buenos resultados para la langosta. El otro criterio es que son insecticidas utilizados para la tucura, que pertenece a la familia de la langosta”, manifestaron desde SENASA.

 

1 Comentario está listo

  1. ojo no hay que echar insecticida porque contamina y mata a las abejas. que se coman todo las las langostas y principalmente las flores.

¿Querés publicitar en nuestro portal?

Quiero Publicitar